sábado, 24 de octubre de 2020

"TINTIN EN AMÉRICA", LA VERSIÓN DE 1932 COLOREADA

En 2017, con motivo del centenario de la Unión Soviética, se publicó una edición del álbum Tintín en el país de los soviets, tal como Hergé lo dibujó originalmente para la revista Le petit vingtième, pero coloreado con pigmentos tal como se habría hecho en su momento, si su autor lo hubiera querido. Se publicó una edición ordinaria y otra de edición limitada, con una lámina inédita en formato litografía.

Luego llegó otra edición especial, esta vez de Tintín en el Congo, de sus dibujos originales coloreados, pero en esta ocasión no llegó encuadernado, todas las planchas adoptaron formato de litografía, contenidas en una bonita caja y lo hizo de forma limitada.

Siguiendo la línea de los casos mencionados, llega ahora la tercera entrega de Las aventuras de Tintín, Tintín en América. Se publicó por primera vez en 1932 también en Le petit vingtième y en blanco y negro y, para lo que parece se está convirtiendo en una nueva colección, también se coloreará el dibujo original con los pigmentos originales de la época.

En esta aventura, muy inspirada en Escenas de la vida futura de George Duhamel (1930), Tintín se enfrenta a la mafia de Al Capone, el gángster más poderoso de Chicago. Es un álbum en el que se evoca la realidad de aquella época, las prohibiciones, el expolio de las tierras de las tribus indígenas, el fordismo triunfante de la industria estadounidense, en ciudades de gigantescos edificios habitados por una población sin fe ni ley. Una serie de clichés pre-Hollywood en el contexto de la competencia económica de Estados Unidos frente a las antiguas potencias coloniales.

Hoy os presentamos la portada y algunas planchas de este nuevo lanzamiento de Hergé-Moulinsart, que el 30 de octubre se presentará oficialmente en la plataforma digital de Las aventuras de Tintín. A los que todavía nos gusta oler y tocar el papel y la tinta, nos toca esperar un poquito más para descubrir en qué formato llegará a nuestras manos.







Escrito parcialmente a partir del artículo de ActuaBD



jueves, 22 de octubre de 2020

LA AVENTURA A LA LUNA DE TINTÍN EN 7 NUEVAS LENGUAS Y MODALIDADES LINGÜÍSTICAS

 Después del éxito de la edición de Las joyas de la Castafiore en varias lenguas y modalidades lingüísticas de la Península Ibérica, Zephyrum Ediciones y Trilita Ediciones han vuelto a unirse en un nuevo proyecto que, sin duda, agradará mucho tanto a coleccionista como a los hablantes habituales de dichos hablares. Muy pronto el díptico lunar de Tintín, Objetivo: la Luna y Aterrizaje en la Luna podrán leerse en aragonés, aranés, asturiano, euskera, castúo, mallorquín (salat) y en gallego.

Aquí os dejamos algunos textos escritos por los propios traductores y correctores.

Y tan pronto como estén los libros disponibles, os avisaremos.

¡Estad atentos!


OBCHETIVO A LUNA y ATERRIZACHE EN A LUNA, Tintín en aragonés

No sé si Hergé soñó Las aventuras de Tintín en flamenco o neerlandés, en francés o en el lenguaje de los sueños. Probablemente lo soñara en las dos lenguas e, incluso, diría que en más lenguas. Lo que sí sé es que yo sueño a Tintín en aragonés.

Dicen los científicos que soñar en varias lenguas "abre la cabeza". Ojo, ese abrir la cabeza es intelectualmente, claro. Tal vez eso hizo que Tintín fuera un viajero impenitente que nos pasea por todo el mundo, para mostrarnos todos los continentes y diversas culturas y un montón de personajes necesariamente distintos. Hergé creó todo un mundo para sus lectores.

Había leído y releído el díptico formado por Obchetivo a Luna y Aterrizache en la Luna y me habían gustado. Me lo había pasado bien e, incluso, había cavilado sobre algún aspecto técnico muy "adelantado" de estos cómics. Pero la verdad es que ahora, cuando me ha tocado "soñarlo" de verdad en aragonés, he descubierto cosas que me han maravillado. Estamos hablando de un viaje a la Luna, en 1950, cuando el hombre aún no había llegado a la Luna ni al espacio. Vale que el visionario Julio Verne ya lo había mandado en 1865 y en 1870; vale que el precursor Wells, uno de los más destacados autores de la llamada novela de anticipación, también lo había hecho -además, y curiosamente, desde Florida, como en el mundo real de 1969- y vale que Georges Méliès filmó Viaje a la Luna en 1902. Hergé lo hizo en 1953, al escribirlo e ilustrarlo en las viñetas de Tintín.

El tema nos ha debido rondar la cabeza a todos los humanos. A Hergé también, como es lógico. Imagino que Hergé conocería estas novelas y también la película, e incluso alguna otra aventura escrita u oral sobre el hecho, pero consiguió preparar y enviar a los protagonistas de sus cómics con una precisión magistral.

Como dije antes, nuestro autor creó todo un mundo con buenas dosis de suspense, gran habilidad y bien documentado. He de confesar, con cierta sensación de culpabilidad, que hubo un dato de esos que todos los traductores dicen "ya lo he pillado, aquí ha metido la pata"; pues bueno, no, resulta que no había metido la pata, era una falta de documentación o de conocimientos por mi parte. La verdad es que me reconfortó el hecho de que no fuera un error. ¿Os imagináis encontrar un error en una historieta de tamaña difusión? Sería un gran problema porque Las Aventuras de Tintín son soñadas en 120 lenguas.

Chusé Aragüés (editor y traductor)

Octubre de 2020






OBJECTIU ERA LUA y AUEM CAUISHIGAT ENA LUA, Tintín en aranés

Como traductor de Objectif Lune y On a marché sur la Lune valoro muy positivamente la edición de estos dos nuevos álbumes en aranés de la colección Las Aventuras de Tintín que Zephyrum Ediciones y Trilita Ediciones han llevado a cabo, pues considero que contribuyen a la normalización del aranés, y eso es siempre una noticia feliz.

La buena acogida que tuvo el año pasado la publicación de Es jòies dera Castafiore ha sido un estímulo para emprender la traducción del aranés del díptico formado por Objectiu era Lua y Auem cauishigat ena Lua. En el caso de Es jòies dera Castafiore, fue la primera vez que Tintín y el resto de personajes hablaron aranés (variante occitana), la lengua propia de la Val d'Aran que junto con el catalán y el castellano es oficial en Catalunya.

Ha sido un auténtico placer traducir los diálogos al aranés en boca de Tintín y el resto de los personajes que, en este caso, pululan por la Luna y el espacio sideral. Unos personajes cuyos nombres se han adaptado a la grafía aranesa para que sonaran como había previsto Hergé; así, el nombre original de Milou, por ejemplo, en aranés se ha traducido como Miló; los inspectores Dupond y Dupont aparecen en el cómic como Bertranon y Bertranet, dos oicónimos reales de la Val d'Aran.

Además de los nombres de los personajes se han adaptado las onomatopeyas, las expersiones, los insultos y los giros idiomáticos, que encajan perfectamente en el resultado final. Así, las interjecciones Ah! y Oh! en aranés pierden la -h y pasan a ser A! y Ò!

La toponimia aranesa también está muy presente en los nuevos álbumes; de este modo, tonnerre de Brest, un insulto utilizado muy a menudo por el malhablado capitán Haddock, en la versión aranesa se ha adaptado como trons deth Montlude (el Montlude es una de las cimas emblemáticas de la Val d'Aran, situada entre los valles de Sant Joan de Toran y el valle de Varradòs, en el límite de los municipios de Les y Vilamòs).

Las dos historias, y sus respectivas tramas, constituyen el relato de una expedición científica a la Luna. Un relato en el que abundan tanto la terminología científica como las palabras técnicas que, por lo general, no son de uso corriente en aranés, por lo que ha sido preciso adaptar a la lengua de traducción ciertos términos como, por ejemplo, jet radioactif que aparece como bohada radioactiua.

Asimismo, he considerado adecuado incluir expresiones genuinas del aranés, con el objetivo de difundirlas y a la vez colaborar a que no desaparezcan; algunas de estas expresiones son: non vo'n hètz (no te preocupes), moria (expresión de sorpresa muy presente en el lenguaje oral), tiò (expresión afirmativa que equivale a un "sí" reforzado), çampar (seguramente), los verbos gandiar (vagabundear) o desmangoriar (descuajeringar), etc.

En la traducción he intentado ser lo más fiel posible a la edición francesa de Casterman. Para mí, traducir a Tintín al aranés no ha supuesto un trabajo, más bien ha sido un divertimento, puesto que me ha hecho retrotraer a mi infancia, cuando leía con fruición sus aventuras.

Así pues, os invito a leer estos nuevos álbumes en aranés, lengua que, desde mi humilde lugar de traductor, quierp reivindicar por su belleza y riqueza, tanto como lengua literaria como lengua de la calle que, en definitiva, esta última es la lengua del pueblo.

Tònho Castet Varela*

*[miembro de la asociación Es Paums, una entidad sin ánimo de lucro con sede en Vilamòs, Val d'Aran, que promueve la música, la lengua y la cultura aranesas]






OXETIVU LA LLUNA y PASIANDO PELA LLUNA, Tintín en asturiano

El asturiano es una lengua romance hablada principalmente en el Principado de Asturias por una población estimada de 500.000 habitantes. En menor medida también se habla en regiones de León, Zamora y Cantabria, y en la región portuguesa de Miranda del Duero, donde es cooficial con el portugués desde 1999. El organismo que la regula es la Academia de la Llingua Asturiana (ALLA), con sede en Uviéu/Oviedo, instaurada en 1982 con el desarrollo del Estatuto de Autonomía del Principado de Asturias.

La lengua asturiana tiene una amplia tradición literaria tanto histórica como actual. Eñ escrito más antiguo encontrado hasta la fecha es el Fueru d'Avilés, que data del año 1086. En los años 70 experimentó un gran avance literario por parte de los escritores autóctonos (la corriente denominada Surdimentu), que sigue gozando del relevo generacional hasta nuestros días. Así mismo, se pueden encontrar en el mercado traducciones de los escritores más conocidos o relevantes de la literatura universal, tanto para adultos como para niños o jóvenes, entre los que a partir de ahora podremos incluir a Hergé con su personaje más célebre: Tintín.

Estos dos nuevos títulos, Oxetivu las Lluna y Pasiando pela Lluna, traducidos por María Xosé Rodríguez López y corregidos por Xesús González rato, suponen el relanzamiento de esta colección en asturiano, que ya nació en 1988 con Las isla prieta y Stock de cok, agotados ya hace muchos años y que, actualmente, son objeto de coleccionista.

Los nombres han sido adaptados a la lengua de destino de una forma magistral por la traductora, obteniendo unos resultados totalmente satisfactorios y bien trasladados; así, por ejemplo, los detectives Dupond y Dupont se convierten en Tuñón y Turón, los Truñón, manteniendo el juego de letras y la musicalidad de los nombres originales. El profesor Tryphon Tournesol se convierte en Fortunio Mirasol, con una acertada transliteración de su nombre en uno autóctono, y manteniendo el significado del apellido original. Y sin perder la referencia del autor, se han adaptado expresiones y giros idiomáticos que encajan a la perfección en el resultado final.

Cabe decir que el equipo traductora-corrector, juntos forman un tándem, muy eficiente que ya tienen experiencia trabajando juntos en otros proyectos previos a éste, por lo que el proceso ha sido fluido y corrdinado.







ILARGIA HELBURU y ILARGIAN OINEZ, Tintín en euskera

Tintín y sus amigos llegaron a la Luna quince años antes de que el Apolo 11, misión espacial que, el 20 de julio de 1969, constituyó el primer viaje del hombre a la Luna. Se estima que unos 600 millones de personas siguieron por televisión aquel "pequeño paso pata el hombre, gran salto para la humanidad".

Hergé, por su parte, plasmó ese sueño hecho realidad en Objetivo: la Luna y Aterrizaje en la Luna; y ambos álbumes cuentan también con millones de lectores en las muchas lenguas a las que están traducidos, entre ellas el euskera.

La traducción al euskera de este díptico, coeditado por Zephyrum Ediciones y Trilita Ediciones, ha quedado en manos del escritor y editor Inazio Mujika Iraola, quien ya había realizado una actualización y revisión a fondo de la traducción de Las joyas de la castafiore.

Así, aquel "gran salto" ha quedado expresado en una de las páginas más emblemáticas de Aterrizaje en la Luna, concretamente en una de las viñetas grandes de paisaje astronómico en la que Tintín afirma, ahora en euskera: Hona ba!... Urrats batzuk egin ditut!... Gizateriaren historian aurreneko aldiz, gizakia ILARGIAN OINEZ dabil! (¡Ya estoy!... Acabo de dar algunos pasos... ¡Por primera vez seguramente en la historia de la humanidad, hemos caminado sobre la Luna!...).







OJETIVO LA LUNA y JABEMOH ANDAO POR LA LUNA, Tintín en castúo

Escribir en cahtúo no es tarea fácil. Cuando Juan Manuel Manzano Sanfélix me propuso la tarea de traducir los álbumes de Las aventuras de Tintín a una habla extremeña me pareció una tarea completamente imposible. ¿Cómo traducir a una modalidad lingüística de la que no existe una norma consensuada?

En Extremadura existen diferentes dialectos. Es un territorio muy extenso y con una baja densidad de habitantes. La despoblación territorial genera, en muchos casos, acentos y giros idiomáticos en el habla muy diferenciados entre sí. No es lo mismo el modo de hablar de un habitante del norte de la provincia de Cáceres que el de otro de sur de la provincia de Badajoz. Entre ambos puntos hay una distancia física de más de 300 kilómetros. Incluso la propia orografía del territorio es completamente distinta, Y es de sobra sabido que con la distancia y el entorno paisajístico, el carácter y el modo de vida también cambian.

Por lo expuesto, se deduce que al elegir una forma de expresión hay que centrarse necesariamente en un punto geográfico más o menos concreto. Ante este dilema decidí centrarme en el territorio, en el modo y en el tiempo del poeta guareñero Luis Chamizo, en Guareña y su entorno, en las costumbres de sus moradores y, además, alrededor de los años veinte del siglo XX.

Chamizo se centró en la transcripción de los modos de expresión de sus vecinos y en las costumbres de la época de su terruño natal. Él lo denominó castúo, como homenaje a las tradiciones y a la vida de los labradores y gente de campo orgullosos de su casta y sus costumbres.

Por mi parte, me centré en la tarea de repasar y estudiar la obra del poeta, a quien ya conocía, pues he hecho algunos recitales de su poesía e impartido más de una conferencia sobre su vida y su obra. Me dediqué a confeccionar un estudio fonético de sus expresiones y elaboré un vocabulario personal, en el que fui incluyendo algunos retoques de mi propia cosecha. Decidí denominarlo cahtúo en un claro homenaje a la raíz chamiciana, en sustitución de castúo, que era como él lo había bautizado. Entendí que si fonéticamente el sonido -s no se usaba en la pronunciación, no tendría sentido que se reproduzca en la grafía. Establecí la misma pauta con otros casos como, por ejemplo, el final en -r de los verbos y otras palabras. reconozco que esto puede parecer una pedantería o una frivolidad personal, pero en su momento consideré que hacerlo era una necesidad para asumir la tarea que me encomendé llevar a cabo. Vayan por delante mis sinceras disculpas a los puristas y entendidos en el tema por cualquier herida de susceptibilidad que pueda llegar a levantar mi atrevimiento.

El objetivo primordial de la traducción al cahtúo de la obra de Hergé no tiene otra finalidad que la de satisfacer a los coleccionistas y amantes de Las aventuras de Tintín, con la traducción de otra modalidad lingüística a la ya larga lista de lenguas y modalidades a las que han sido traducidas.

José Sánchez del Viejo

Ribera del Fresno, octubre 2020






OBJECTIU: SA LLUNA y HEM CAMINAT DAMUNT SA LLUNA, Tintín en mallorquín

El sugerente mundo de Tintín nació en 1929 de la mano y la imaginación de Hergé, quien quizá nunca pensó que sus historias serían traducidas a tantísimas lenguas y variedades lingüísticas.

Entre las estas variedades lingüísticas a las que han sido traducidas Las aventuras de Tintín se encuentra el mallorquín, que es la denominación a los hablares de Mallorca (la mayor de las Islas Baleares).

En cuanto a la traducción al mallorquín de Objectiu: sa Lluna y Hem caminat damunt sa Lluna, los lectores se sentirán identificados con las formas de expresión genuinas del habla de Mallorca, lo cual hará que les resulte muy fácil ponerse en la piel de los personajes. Se ha procurado que cada personaje tenga su propia personalidad, su propia voz, siempre ajustándose al texto original, aunque con algún rasgo propio del mallorquín, como sucede con el siempre despistado profesor Tornasol, quien utiliza expresiones propias de una persona despistada (que en estos álbumes piensa -o más bien se "despista"- en mallorquín), como cuando por error se coloca junto a la oreja la pipa del capitán Haddock en lugar de su audífono, y al percatarse de ello espeta un típico "es perdius!".

Con relación al léxico mallorquín, en una de las viñetas de Hem caminat damunt sa Lluna, el capitán Haddock, en un momento de arrebato, se lanza al espacio y Tintín acude a su rescate. Durante la acalorada discusión que mantienen los dos personajes, el capitán le dice a su amigo que ya es lo suficiente mayorcito para saber lo que se tiene que hacer y que quiere volver a casa. Para decir casa en mallorquín se utiliza la contracción "ca" seguida del pronombre posesivo; así en mallorquín, el capitán afirma que "Vull tornar a ca meva!" Otros términos muy utilizados a lo largo de los libros son "bono", que es un adverbio que se usa mucho en Mallorca y que expresa admiración y perplejidad, y el tan recurrente y polivalente "idò".

En definitiva, teniendo siempre la referencia del original, en ambos álbumes se recogen giros idiomáticos y expresiones que dan como resultado un texto genuino y muy fluido.

Sandra Amoraga, traductora





OBXECTIVO A LÚA y CAMIÑANTES NA LÚA, Tintín en Gallego

En calidad de traductores, nos interesa destacar algunas cuestiones relacionadas con el proceso de traducción del díptico formado por Objectif Lune (1953) y On a marché sur la Lune (1954); por ejemplo, el significativo episodio de la amnesia de Tornasol, que presenta para lo traductores un problema específico. Tras golpearse la cabeza, el profesor pierde la memoria, quizás una alusión indirecta a las crisis nerviosas que, por entonces, ya sufría Hergé. Después de probar diversas payasadas, el capitán Haddock consigue inadvertidamente sacarlo de su trance al retomar uno de sus célebres insultos: zouave o, en castellano, zuavo, es decir, miembro argelino de la infantería francesa, cuyo sentido es "persona excéntrica e inquieta, algo estrafalaria y poco seria". Así se había dirigido a Tornasol poco antes en el mismo álbum, desatando un ataque de furia del profesor. A nuestro juicio, el lector de la península ibérica difícilmente estará familiarizado con este nombre, a diferencia de los francófonos, en cuya lengua el término ha pervivido desde la fuente original de hergé -la canción "Ça vaut mieux que d'attraper la sacalatine" (1936) de Ray Ventura, que se entonará hacia el final de L'affaire Tournesol (1956)- hasta "Le Zouave du Pont de l'Alma" (1982) de Serge Reggiani, pasando por "Les Ricochets" (1976) de George Brassens.




















En una de las viñetas que preside la alocada carrera de Tornasol -a este punto queríamos llegar- el profesor indica: "Y todos estos están también haciendo el zuavo ¿no es eso?". En la traducción castellana de la editorial Juventud se optó por "haciendo el indio"; en la traducción inglesa, por "making the goat" y en la portuguesa, sin mayor complicación, por "está de brincadeira" (broma), que también se acepta en gallego. No obstante, en esa imagen hay un detalle muy significativo: el hombre del mono azul que está de pie frente a la mesa mientras sujeta una pluma no es otro que Edgar P. Jacobs, el principal asistente de los Studios Hergé. Por este motivo, decidimos traducir al gallego faire le zouave como "pintar o mono", una referencia burlesca a la propia tarea del taller de historietistas nucleado entorno a Hergé que, en nuestra opinión, vertebra y singulariza estos dos álbumes.













Como traductores, una dificultad a la que nos enfrentamos desde el principio fue el propio título, ya que, según nuestro parecer, la traducción portuguesa no respecta el sentido genuino de su segunda parte: On a marché sur la Lune. El uso del gerundio portugués Explorando a Lúa claramente lo mejor, pero gana todavía mucha más fuerza en el caso del inglés Explorers on the Moon, que hemos adaptado como Camiñantes na Lúa; una locución que repite en varias ocasiones dentro del mismo álbum, por lo que debe ajustarse a esta correspondencia con los diálogos, elemento ausente en la versión portuguesa.









De igual manera, hemos evaluado el conservar las denominaciones francesas de los personajes frente a la opción de adaptarlas a la lengua de destino. También hemos escogido remitirnos a nuestra realidad cultural en el caso de las canciones francesas que aparecen en On a marché sur la Lune. Cuando el capitán Haddock -ebrio en el espacio sideral- entona "Et nous irons à Valparaiso", está utilizando una tonadilla de los marinos bretones: de ahí que recuperemos la conocida canción popular gallega "Na beira do mar".








Asimismo, aprovechamos esta traducción para renovar de forma importante el texto, principalmente en lo que concierne a las exclamaciones, ligándolas con la tradición gallega: Arre contra!, Manda castaña!, Arre demo!... Por supuesto, los personajes insultos o caracterizaciones despectivas del capitán se trasladan a un gallego vivo y variado con paspán, moinante, farfalleiro, langrán..., procurando reinstalarlas, si conviene, en el ámbito marinero del original.








El objetivo que ha guiado nuestra traducción de estos dos álbumes fue proporcionar a los nuevos lectores un texto escrito en un gallego de calidad y, al tiempo, no muy distante de sus vivencias idiomáticas; aún siendo cierto que en cualquier lengua - incluso en el original francés- uno va redescubriendo con estas historietas su propio idioma e incorpora un amplio fondo de palabras y locuciones que enriquecen su expresión.






Breixo y Henrique Harguindey







 

miércoles, 23 de septiembre de 2020

NUEVA FIGURA DE RESINA: TINTÍN Y EL PROFESOR CICLÓN EN ELEFANTE

Seguro que estáis de acuerdo en que las figuras de Las aventuras de Tintín, sean del material que sean, plástico, plomo, resina, metal... son siempre muy bonitas. Pero sólo muy de vez en cuando aparece una maravilla como la que os presentamos en este artículo: "Tras la pista de Kih-Oshk", el elefante de la jungla India llevando a Tintín y a Filemón Ciclón.


En el cuarto álbum de Las aventuras de Tintín, Los cigarros del faraón, Tintín y Milú viajan hacia egipto, donde descubren la tumba del faraón Kih-Oskh llena de todos los egiptólogos que osaron profanar la tumba antes que ellos dos, y una gran cantidad de cajas de puros con un curioso símbolo. Tintín y Milú se desmayan al respirar un misterioso humo y se despiertan flotando en el mar dentro de un sarcófago, junto al profesor Ciclón. Nuestro reportero favorito sobrevivirá una vez más y, buscando la pista de los cigarros del faraón, llegarán a Arabia Saudí y, posteriormente, a la India.

La figura se ha realizado a partir de la viñeta ab2 de la página 37 de el álbum "Los cigarros del faraón".


CARACTERÍSTICAS

Material: Resina policromada, pintada a mano                                                       PVP: 2.495€

Edición: limitada a 500 ejemplares

Numeración: en el certificado y en la figura

Altura: 37cm

Producción: Fariboles y Moulinsart (Creada en Bélgica y producida en Francia)



lunes, 21 de septiembre de 2020

MÁS COCHES DE TINTÍN PARA TODOS

 Apenas hace unos días os anunciábamos que la colección de coches escala 1/24 de Las aventuras de Tintín empezaba a llegar a los puntos de venta de España.

Y los fans de los vehículos en miniatura, y muy especialmente lo que también lo son de Tintín, están de enhorabuena, porque ya es posible adquirir los 20 primeros coches de la colección.




A partir de hoy, ya podéis pedirlos en vuestro punto de venta habitual.

PVP: 59,95€

martes, 8 de septiembre de 2020

GEOBOOK · VIAJES TRAS LAS HUELLAS DE TINTÍN · "110 pays, 7000 idées" · EDICIÓN ESPECIAL 2020

Las aventuras de Tintín son una auténtica introducción a la geografía, una excelente oportunidad para decubrir los más espectaculares paisajes, naturales y urbanos. Y GeoBook, una de las publicaciones de más éxito del mundo, presenta una edición especial con 50 páginas extra dedicadas a Tintín.

De la A a la Z, de las Açores a Zimbawe, pasando por Congo, China, Egipto, India, Nepal, Tíbet, San Theodoros o Syldavia, la lista siguiente muestra los países y destinaciones presentadas en la guía, entre ellas aquellas que visitan Tintín y Milú. En negrita se destacan los destinos reales a los que viaja Tintín, y en verde aquellos que, aunque con referencias reales, son imaginarios.


GeoBook ofrece las claves para visitar los lugares reales e imaginarios explorados por Tintín a través de más de 50 páginas, entre las que hay páginas dobles reproducciones.
En cada destino se encuentra información práctica al estilo de su editorial, así como información histórica y anécdotas sobre cómo Hergé trabajó cada destino al que envió al reportero.



En conjunto, se trata de una fabulosa guía que, además de ayudarnos a preparar un viaje, nos ofrece una dimensión cultural de Tintín.


Edición especial 2020                                                                                                  PVP: 29,95€

Páginas: 447

Encuadernación rústica



lunes, 7 de septiembre de 2020

UNA NUEVA FIGURA DE LA COLECCIÓN INTERNACIONAL: TCHANG

A lo largo de las 24 aventuras de Tintín, aparecen multitud de personajes de los más variopintoS.

Algunos reinciden en varios álbumes, otros hacen su aportación a la historia y ya no vuelven a aparecer. 

De entre todos ellos hay 7 que a partir del momento en que aparecen, no se van nunca más. 

Pero hay sólo uno que aparece en dos álbumes y que, de alguna forma, se convirtió en la representación de la amistad más allá de las fronteras, tanto en la ficción como es la realidad: Tchang.

Cuando Hergé y Zhang se conocieron en 1934, Tintín ya había visitado la Rusia de los soviets, el Congo colonial, Estados Unidos, Egipto, Arabia Saudí y las junglas de la India. La localización de la quina aventura se había anunciado ya públicamente: China.

Les presentó el padre Gosset, un joven capellán de un grupo de estudiantes chinos en la Universidad Católica de Lovain, con la intención de que Hergé obtuviera la máxima información posible con el fin de ser fiel a la realidad que se vivía en China en ese tiempo.

A lo largo de muchas tardes, Zhang aportó a Hergé valiosísima información para El loto azul: nociones de escritura china, técnicas de dibujo oriental, datos sobre vestimenta y costumbres sociales... y, por supuesto, le habló extensamente sobre el contexto político y la hostilidad hacia la ocupación japonesa.

Tan fundamental era el papel de Zhang en la creación de este nuevo álbum, que Hergé le convirtió en un personaje clave de la aventura quién, como en la vida real, se convertiría en un gran amigo, primero en El loto azul y posteriormente en Tintín en el Tíbet.

Y tras esta breve introducción al personaje que es y que fue en las respectivas vidas de Tintín y Hergé, os presentamos la nueva figurita de resina de la Colección Internacional.



Material: Resina pintada a mano                                                                               PVP: 24,50€
Altura: 12 cm
Viñeta: D1 página 44


* Parte de la información de este post se ha extraído del interesantísimo y mucho más extenso artículo que Mario Crespo escribió en milenioweb "Zhang, el mejor amigo de Tintín" y que podéis leer AQUÍ.

viernes, 4 de septiembre de 2020

LLEGAN LOS COCHES TINTIN A ESCALA 1/24

Hoy estamos seguros de que son muchos los que se alegrarán de leer este artículo.

Como algunos ya debéis saber, Hachette Collections lanzó a la venta la colección oficial de los vehículos  a escala 1/24 de Las aventuras de Tintín en entregables, primero en Francia y más tarde en Bélgica.



Ahora, Moulinsart nos hace llegar esta fabulosa colección a través de los puntos de venta Tintín oficiales. Se trata de los 10 primeros vehículos de los 50 que completan la colección.

Son vehículos modelados y pintados con un mucho detalle, una preciosidad que no pasa desapercibida para nadie, especialmente fan de Tintín y de los vehículos antiguos.

Cada vehículo viene en una caja de metacrilaro sutilmente decorada con referencias a la viñeta en la que se ha inspirado y un libro explicativo sobre los detalles del vehículo en el que Hergé se inspiró, su integración en Las aventuras de Tintín y su concepción física a escala 1/24.

Aquí os mostramos los 10 primeros vehículos que a partir de hoy, 4 de septiembre de 2020, podréis encontrar en vuestro punto de venta Tintín habitual.




PVP OFICIAL: 59,95€